martes, 4 de agosto de 2009

El Amor



“El Amor no es para siempre”, dice la gente una frase común y corriente de la cual no tenemos una conciencia. Es indudable que el amor no es para siempre, es algo utópico pensar lo contrario, incluso si pensamos que es infinito, nosotros mismos nos contradecimos al momento terminar una relación.

Nadie ama por siempre, nadie esta apegado al otro para siempre. Es cierto, somos seres propensos al egoísmo que buscamos en el amor el ser reconocidos por el otro. Un deseo totalmente hedonista de placer, el amor es una relación de olvido constante, como dije anteriormente “no es para siempre”, aunque lo neguemos diciéndonos y repitiéndole al mundo la perpetuidad de éste uno no ama para siempre. Hay un momento donde el egoísmo latente en nuestro ser se manifiesta y buscamos deshacernos de esa relación, que nos causa daño, en la que ya no se haya la gracia del comienzo, o de la que simplemente nos aburrimos, simplemente porque nuestro yo desprecia al otro.

Un aspecto muy importante en el amor es el olvido, indudablemente para que siga existiendo amor, uno debe haber desechado anteriores recuerdos, sean buenos o malos. Somos seres en movimiento que nos constituimos a través de las relaciones, es bastante alocado pensar en que estaremos siempre relacionados con la misma gente, por lo tanto es necesario olvidar para conocer. Cuando uno pierde esa capacidad de olvidar ¿No se hace triste la vida?, siempre alimentando un recuerdo de pasadas alegrías una y otra vez infinitamente, es así como casi sin quererlo el olvido se crea un pequeño espacio en la formación de nuestro amor,ya que queriéndolo o no, al igual que el amar el olvido es hermoso, si hermoso porque como las estaciones es algo que va cambiando que fluye, ¿Y no hay en el cambio algo hermoso?¿No es un amor como un fénix que siempre renace de sus cenizas, volviendo mas hermoso y grande?



Por esto es que creo que los dos temas van de la mano, para la formación de un concepto aun mayor: el enamorarse, que explicare más extendidamente adelante, pero antes quiero señalar un tercer tema : La figura del poeta, un ser que llega al llamado concepto de enamorarse, que suprime el egoísmo propio del ser humano y que pasa a ser un todo con la naturaleza, suprime su yo interior, para ser un todo, fusionarse con todo lo vivo, sentir la belleza, sintiéndose inmortal como lo dice el poeta Hordeling:
“Creemos que somos eternos porque nuestra alma siente la belleza de la naturaleza”( Hörderling Friediech, Hyperion o el eremita en Grecia página 86)

El poeta por tanto tiene una gran sensibilidad para comprender todo lo que le rodea, porque el mismo ya es naturaleza, Entiende desde el más mínimo hecho como puede ser el cantar de un pájaro en la mañana, como belleza. Por tanto podríamos entender la figura del poeta como un eterno enamorado del todo, es aquí donde quiero señalar la diferencia con la figura del amante. El enamorarse es una sensación totalmente distinta, donde el egoísmo si no es que ha sido suprimido, ha sido bastante erradicado, ya que al enamorarse uno encuentra al fin un complemento ideal, que puede permitirle fusionarse con el “todo”. Sin lugar a dudas esta es una etapa superior, donde el “yo” se anula en búsqueda de algo más sublime, un camino final, que muchas veces nos lleva a la irracionalidad diciendo frases como: “Y si a veces tengo sabor a manzana silvestre, exprímeme hasta convertirme en bebida”*(Hörderling Friedich Hyperion página 53)que podrían no tener ningún sentido para los otros pero para mi “todo” tiene un gran sentido.

¿Pero no es esta irracionalidad algo hermoso? ¿Algo netamente nuestro? Porque es incuestionable que cada persona se enamora de una forma distinta, busca caminos distintos, es hermosa la diversidad de personas distintas a las que conocemos en nuestra vida, es hermoso encontrar diversidad, en un mundo impregnado por la igualdad. El estar enamorado es hermoso, ya que uno se desliga totalmente del mundo racional, el verdadero enamorado mantiene su postura hasta el final, y si es necesario dar la vida por su enamoramiento.
Con solo recordar la leyenda de Orfeo y Ereudice de la mitología griega, donde Orfeo al perder a su enamorada ,tiene la valentía de ir al infierno y llevar su enamoramiento hasta el final ,negándose posteriormente a las múltiples proposiciones de amor que hacían las ninfas
Al estar enamorado no importa los errores que cometa tu pareja; no importa las peleas; no importa nada. Ya que llegas a un punto superior donde aceptas los errores que comete, a aceptar los defectos que tenga, e incluso pueden parecerte hermosos, porque intrínsicamente dentro de ti sabes que a pesar de todos los yerros que pueda cometer esa persona , es necesaria para ti , es parte de ti.

Por lo tanto, podemos entender que el enamorarse es un proceso que requiere tiempo, la gente generalmente habla del “verdadero amor“, yo quiero cambiar este concepto por enamorarse, en la que creo que los tres valores antes mencionados ( poeta , olvido , amor ) son necesarios para llegar a este camino final , donde uno puede sentirse realmente completo, es decir un hombre necesita ser un poeta , para entender su relación , como una relación con el todo, debe haber amado y experimentado varias veces el amor y su posterior olvido , para llegar a encontrar el enamoramiento.¿Es mucho pedir en una sociedad donde la búsqueda del todo se ha borrado, y ahí sido cambiada por el individualismo?, ¿ O tal vez pedir muy poco a nuestros corazones ?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada